Últimos comentarios

Selecciona una categoría:

Blog: Karmenka desde los Polos

06/08/2017

- sueño , ilusión , velero

7 comentarios

El velero que lleva parte de mi alma

¿Quién lo iba a decir? Aquí, en medio de lo que yo llamo civilización, me encuentro en plena expedición. Rodeada de gente en un entrono próximo, pero aislada en realidad; preparando comidas básicas de subsistencia; apañándome para las necesidad básicas de higiene o limpieza de utensilios de cocina y ropa, con algún río cuando de la sal del agua del mar ya estoy saturada. Pero todas esas tareas primordiales son sencillas, rápidas y reducidas al mínimo, lo justo para poder sacar adelante el objetivo fundamental: terminar el velero en este verano. Aquí en medio de la civilización, me siento felizmente aislada y concentrada en mi meta.

Ultimísimos trabajos de astillero. Queda muy poco para terminar esta tarea que comencé hace casi cuatro años. Durante los fines de semana y las vacaciones. En Asturias, viniendo cada vez desde Salamanca. Restauración de un velero que prácticamente ha sido construirlo de nuevo, aprovechando el cascarón e incluso teniendo que realizar importantes reparaciones en el casco. ¿Misión imposible? Con esas pinceladas, así lo parece.

Pero si además añadimos unos toques de perseverancia, tesón y paciencia, entonces el cuadro que vislumbramos es hermoso, único, inolvidable y… algo más. Es un sueño que está a punto de inmiscuirse en la realidad. Mejor dicho, el inicio de un sueño del que asoma solamente la puntita, como si se tratara de un iceberg flotando en el mar… El sueño completo o el eslabón siguiente en esa cadena entretejida de ilusiones necesita de este velero en libertad.

Me resulta muy difícil describir las sensaciones que tengo en estas semanas. Es un periodo que jamás volverá porque ese tránsito del mundo de los sueños al mundo real, solo ocurrirá una vez. Será hermoso después tenerlo en el mundo real y poder seguir maquinando otros sueños a partir de éste. Pero ahora, el presente es una etapa mágica que resplandece con fuerza y hay que disfrutarla, saborearla, abstraerse de cualquier problema y vivirla a tope. Es un periodo de emocionarse día tras día, pensamiento tras pensamiento, logro tras logro, reto tras reto. Es muy intenso el sentir. Muy profundo. Cada sensación parece tatuar con fuerza mi alma. Un tatuaje que no se borrará jamás. Es una huella de identidad.

Estos días que comparto ya con el velero no solo las horas de trabajo, sino la jornada completa de las 24 horas, aunque sea en tierra todavía, estamos creando una integración perfecta. Para vivir las aventuras que en la mar vamos a realizar juntos, tenemos que estar compenetrados. Superando las pruebas y dificultades que a modo de torrente continuo han ido apareciendo a lo largo de los cuatro años en esta etapa de astillero, he sido consciente de que el velero se ha quedado con parte de mi alma. Lo percibo, lo siento con toda claridad. Se la he identificado… Ahora, son esos retoques finales en este compartir que harán, que en breve, seamos una única esencia surcando la inmensidad de las aguas del Cantábrico en primer lugar. Alcanzaremos esa libertad tan ansiada. Compartiendo el alma es más fácil, es más coherente, es más hermoso ese tránsito del sueño a la realidad.    

  • Cocina del velero

Etiquetas:

Compartir:

7 comentarios:

  • Por Enrique (07/08/2017, a las 10:07)

    Ya te queda poco.
    Lo estas dejando mejor que nuevo.
    Disfrutarás con el, y verás recompensado todo el trabajo.
    Un fuerte abrazo.

  • Por Cristina Poyal Cáliz (07/08/2017, a las 16:54)

    Tienes toda mi admiración, por tu perseverancia en conseguir aquello que te propongas , a pesar de que tu reto era bien difícil. Mi más sincera enhorabuena.Un abrazo.

  • Por Paco (01/09/2017, a las 10:48)

    ¿Te acuerdas del exagerao que hace unos años te dijo que tenias mil horas por delante?

    He estado por el astillero este final de agosto y no te he visto, pero sé que ánimos y tesón no te faltan.

    Por cierto, no se aprecia en la foto si la cocina tiene cardan.

    ¿Para cuando la botadura?

    Un abrazo:

    F. Muñoz.

  • Por GLACKMA ... (01/09/2017, a las 11:50)

    ENRIQUE, sí, mejor que nuevo lo estoy dejando. Se hace caprichoso el momento de acabarlo, pero llegará. No me cabe la menor duda. Y disfrutaré y me llenaré de sensaciones...

    CRISTINA, muchas gracias!! Pero todavía no lo he logrado. Queda un "nada", pero queda... Así que habrá que seguir con la perseverancia. No queda otra alternativa.

    PACO, me emocioné al ver tu comentario!!! Sí, me acuerdo muchas veces de la razón que tenía "aquel exagerado" que pasó por aquí delante y me dijo eso... Me acuerdo tantas veces. Qué ingenua soy, verdad?
    La cocina, sí, tiene cardan. Habría salido a comprar al supermercado cuando pasaste por aquí, porque este verano he estado viviendo en mi propio astillero. Qué pena!!! Me hubiera gustado verte y enseñarte el velerito!!
    No me queda mucho, ahora de verdad!!! Pero ya no quiero poner fechas porque no las cumplo nunca. Será el propio barco, haciendo uso de su libertad, el que decida cuándo ir al agua... Yo creo que este otoño quiere ya saborear el Cantábrico.

    Abrazo gigante para los tres, Enrique, Cristina, Paco.
    Karmenka

  • Por Diego Martín Sánchez (21/09/2017, a las 18:09)

    Hola Karmenka, soy Diego, ¿qué tal el verano? Ya he visto que has hecho muchas cosas.Ya he empezado el instituto. Mi profesora de GH se llama Pilar. Le hablaré de ti, y como te comente a final del curso pasado, me gustaría que nos visitases aquí también y si es posible con Isabel. Sé que aquí va a ser un poco mas complicado, pero bueno se podría intentar. UN ABRAZO MUY GRANDE.

  • Por Karmenka (21/09/2017, a las 20:53)

    DIEGO!!!! No te puedes imaginar cómo me ha emocionado leer tu comentario en el blog. ¿Sabes? Justo ayer cuando estaba por Béjar por la Escuela de Ingenieros, me vino de golpe el recuerdo de vuestro grupo del curso pasado con vuestra profe Isabel. Mis queridos e inolvidables expedicionarios bejaranos.

    Me acordé de tu comentario en el blog antes del verano, en el que proponías mi visita -junto con Isabel- a tu nuevo instituto para este año. Entonces pensé: “después de todo el verano, comienzo del nuevo curso en el instituto, Diego se habrá olvidado de aquel deseo que formuló al dejar el cole, se habrá olvidado de Karmenka, de los polos, de los glaciares, de las expediciones…”

    Eso pasaba ayer por mi mente y justo hoy leo tu comentario… ¿No es para emocionarse hasta la médula? Solo por ese esfuerzo y aunque tú mismo has visto que ahora en el instituto será más complicado, voy a intentar que a lo largo de este curso, se cumpla tu deseo.

    Mucha suerte en el Instituto, trabaja y estudia todo lo que puedas. Ya sabes que la perseverancia y el esfuerzo dan su fruto en la vida. Son unos compañeros inseparables que debes llevar siempre en tu mochila.

    Un abrazo gigante, como el que me distéis cuando os fui a ver por sorpresa al cole

  • Por melisa y gelica (11/10/2017, a las 20:11)

    hola Karmeka!!!!!! Soy Gélica Asunción Batista de Marqués de Valero y Melisa García Hernández, aunque bueno ya estamos en el instituto ,te deseamos lo mejor y cuando veas a Isabel de Frutos le das muchos besos de nuestra parteeeeeeeeee
    Sobretodo mucha suerte en lo que haces y ánimo que eres muy grande, espero que no te hayas olvidado del antigüo sexto!!!!!!!!!
    muchos besosssssssssssssssssssss
    Melisa y Gélica

Escribe un comentario:

*:
*:
*: